Etiquetas

martes, 10 de enero de 2017

Cierro los ojos y vuelvo a esa mesa mágica...

Cierro los ojos y vuelvo a la mesa mágica, a esa mesa número siete, a ese lugar de ensueño donde dejarse ir entre notas de blues por hermoso paisajes sonoros…navegar entre olas espumosas, tocar la guitarra bajo la sombra de un frondoso árbol…sentir esa conexión mágica que en palabras sería inexplicable. Pasar la tardenoche entre blues, copas,  palabras, silencios de a rato buceando en nuestros propios yo, sintiendo que la soledad de cada uno  se aparca por un rato  y al amanecer, cansada pero feliz, despedirnos hasta otra tarde de blues, de encuentro y de notas celestes transitando nuestro universo.
Echo de menos esas tardes, esos blues, a Betina y a vos.

4 comentarios:

  1. Una tarde-noche, al lado de la persona amada, charlando y compartiendo esta preciosa música de blues y algo más, sería algo para recordar toda la vida.
    Ahora que he regresado de mi largo silencio, seguiremos en contacto.
    Agradezco muchísimo tus letras en mi espacio, es una forma de sentirme arropada y feliz.
    Te dejo mis cariños en un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  2. No hay nada que más adore que deleitarme con la compañía de aquellami persona. Y veo que tú haces lo mismo.
    Y veo que es igual o incluso más bonito. Gracias por llevarme, por un minuto, con vosotros a esa mesa.

    ResponderEliminar
  3. Es un espacio sorprendente por la buena música que compartes. Tu buen gusto es evidente. Volveré. Saludos cordiales. Franziska

    ResponderEliminar
  4. La música, ese hilo invisible...
    Saludos

    ResponderEliminar